Accidentes Cerebrales Vasculares - ICTUS

Los accidentes cerebrales vasculares se corresponden con la clínica de un daño cerebral focal, es decir, se va a originar una lesión en una zona concreta de los hemisferios cerebrales. La gravedad vendrá determinada por la extensión de esa lesión central y la localización (hemisferio derecho o izquierdo), sin olvidarnos de otras posibles regiones afectadas.

Se pueden clasificar en dos grandes grupos: isquémicos y hemorrágicos.

Intervencion FisioterapeutaEn el momento en el que el paciente está médicamente estable, recomendamos la temprana intervención del fisioterapeuta para reducir al máximo las secuelas físicas, sensitivas y cognitivas-comportamentales.

Será necesaria la formación del cuidador principal para que intervenga a lo largo del periodo de recuperación. Entendemos que es fundamental la educación sanitaria y postural para los cuidadores, ya que serán los que pasen mayor tiempo con los pacientes.

El plan terapéutico estará adaptado a cada paciente, teniendo en cuenta los diferentes factores de comorbilidad, situación premórbida y actividades lúdico-recreativas previas a la lesión.

En primer lugar se procederá a la evaluación del estado actual del paciente, en consulta o en su domicilio. Exploraremos la sensibilidad, movilidad y estado cognitivo. Constatar igualmente los posibles déficits en la comunicación y el lenguaje.

La intervención fisioterápica dependerá del tiempo que haya transcurrido desde el ACV, estableciendo las pautas dentro de las fases aguda, subaguda y crónica o de secuelas.

En la fase inicial o aguda haremos hincapié en el tratamiento postural y prevención de la aparición del hombro doloroso.

Formación a los cuidadores buscando en todo momento que se involucren en el proceso de rehabilitación.

Valoración del daño cerebral sufrido y propuesta de intervención terapéutica.

Mencionar que según las referencias de diferentes autores el periodo de máxima recuperación neurológica va desde los seis a los doce meses. A partir de aquí entraríamos en otros procedimientos terapéuticos para paliar secuelas cronificadas.

El tratamiento será personalizado y adaptándonos en todo momento a la evolución del paciente, en su domicilio o en el Centro Neuronex.

Las técnicas fisioterápicas que llevamos a cabo están basadas en métodos tradicionales de primera generación y más modernas o de segunda generación.

Insistimos en técnicas antiespasticidad para facilitar el movimiento posterior.

La fisioterapia neurorehabilitadora está orientada a la mayor recuperación funcional de cada paciente. Entendemos necesario el cumplimiento de los diferentes ejercicios a lo largo del día en las posiciones enseñadas, ya que va a facilitar la recuperación motora, sensitiva y la propioceptiva.

Control y seguimiento de la esfera sensitiva para modular el dolor neuropático.

Orientar a otros profesionales en el manejo de puntos claves dentro del proceso de atención multidisciplinar.

Educacion sanitaria familiaresDesde nuestros comienzos venimos realizando la educación sanitaria (formación) a los familiares y cuidadores principales. Creemos que su implicación dentro del proceso asistencial es de vital importancia para el éxito de las diferentes terapias.

En los casos que así lo requieran, se derivará al neurólogo especialista (medicación, toxina botulínica, etc), en sus respectivas consultas.

RECOMENDACIONES:

Antes de ponerse en manos inexpertas, verifiquen la especialidad en fisioterapia neurológica del profesional, que el centro donde acuden está registrado como establecimiento sanitario y colegiación de los diferentes profesionales.

Recuerde que lo más importante será la recuperación de su familiar, siempre en buenas manos.